water drops

SOBRE NUESTRA AGUA

Proceso de calidad de 12 pasos

Estamos comprometidos a ofrecerte agua limpia y refrescante, según los criterios más exigentes. Por eso, cada gota se somete a un riguroso proceso de calidad de 12 pasos.

Se extrae y se purifica

Extracción cuidadosa

Extraemos el agua de un pozo o un suministro municipal cuya calidad se examina regularmente. En nuestras fábricas, se transporta a través de tubos de acero inoxidable.

Filtración con carbón activo

Si el agua procede de un suministro municipal, se filtra con carbón activo para eliminar el cloro y otras sustancias químicas que puedan estar presentes.

Desmineralización

Luego, se hierve el agua para eliminar los minerales y se recupera su condensación en un proceso llamado «destilación» o se pasa a través de una membrana en un proceso denominado «ósmosis inversa».


Se agregan los minerales y se filtra

Almacenamiento

El agua se traslada a depósitos de almacenamiento en los que se analiza a diario.

Mineralización

A continuación, se agregan minerales en un equilibrio perfecto para aportar a nuestra agua su sabor suave y refrescante.

Microfiltración

Entonces, el agua se pasa por unos filtros realmente finos.


Se embotella y se etiqueta

Desinfección

Destruimos las bacterias con rayos de luz ultravioleta y, a veces, con gas ozono.

Embotellado

Embotellamos el agua en una avanzadísima sala de llenado. La mayoría de las botellas se fabrican en nuestras instalaciones, para asegurarnos de que cumplen nuestras exigencias.

Etiquetado

A cada botella se le pone una etiqueta y un sello con el momento y el lugar de llenado.


Se limpia y se prueba

Proceso de limpieza

El equipamiento se limpia automáticamente en momentos específicos y a temperaturas determinadas para garantizar que todo esté impecable de principio a fin.

Control de calidad

El agua, los envases y los procesos son supervisados por un equipo de control de calidad que vela por que se cumplan todas nuestras exigencias.

Prueba de laboratorio

Por último, se envían muestras de nuestra agua al Laboratorio Nacional de Pruebas, donde se examinan de acuerdo con criterios estatales y nacionales.