Mantener a los niños hidratados: THE RIPPLE EFFECTTM

Un hábito saludable conduce a otro.

Mira cómo otras madres inculcan a sus hijos hábitos de hidratación saludables.

VER INFOGRAFÍA

Lograr que los niños beban más agua

Los niños quieren crecer rápido, pero necesitan tu ayuda para desarrollar hábitos saludables. Esto se aplica, especialmente, al agua. Hay que asegurarse de que los niños estén hidratados. El 52 % de las madres afirma que debe recordar regularmente a sus hijos que beban agua.

Inculcar hábitos de hidratación sanos

Nestlé® Pure Life® encuestó a 1500 madres sobre sus problemas para inculcar a sus hijos hábitos de vida e hidratación saludables.

Según los resultados, las madres creen que un buen hábito puede crear otro y que establecer dichos hábitos a una edad temprana puede tener beneficios de por vida. Crea una mentalidad saludable que se expande a otros aspectos de la vida, como nutrición, ejercicio, etc. 

Puede que te preguntes: «¿Cuánta agua deben beber los niños?». No hay una fórmula universal (las variaciones en metabolismo, nivel de actividad y entorno complican la tarea de hacer recomendaciones firmes), pero la Academia Nacional de Ciencias de EE. UU. recomienda estas pautas aproximadas:

      - 5 (8 oz) tazas* de líquido al día, niños/as de 4–8 años
      - 7 (8 oz) tazas* de líquido al día, niñas de 9-13 años
      - 8 (8 oz) tazas* de líquido al día, niños de 9-13 años

Recuerda que lo importante es crear hábitos de hidratación saludables: el primer paso para toda una vida de buenas decisiones sobre nutrición, ejercicio y demás. Promueve la creación de hábitos saludables en tus hijos desde el principio y disfrutarán de sus beneficios durante toda la vida.

  • Estos cálculos no reflejan el consumo de agua total en la dieta, ya que la comida nos aporta alrededor de un 20 % más de líquido. Las temperaturas altas y un elevado nivel de actividad física pueden aumentar la necesidad diaria de líquidos.

---

1Nestlé® Pure Life® encuestó por internet en junio de 2015 a más de 1000 madres con niños de entre 6 y 12 años. También encuestó a más de 1000 niños de entre 6 y 12 años de los mismos hogares.